Índice general PRUEBAS Analizando bicicletas y complementos Tern Eclipse X20

Tern Eclipse X20


Nota Jue Ene 01, 2015 10:35 am
orange bikes Avatar de Usuario
Administradorcillo del Sitio

Mensajes: 7900
Ubicación: valensia

En esta prueba, no puedo ser imparcial. Tengo la suerte de ser el propietario de una de estas hermosas y veloces máquinas, que fueron bautizadas como “The Pirate Ninja”… una perfecta y literaria definición, que concreta en dos palabras una cantidad de sensaciones difíciles de comprimir en tan poco espacio. Señoras y señores, probablemente la plegable más rápida del mundo, la Tern Eclipse X20


Imagen


Información general, pesos y medidas

Precio: 2400 € aproximadamente.
Tamaño de rueda, 24”, color negro mate y negro brillo.
Peso declarado en la web de Tern es de 10.7 kgs. Y así es, comprobado en báscula y coincide con el declarado, así como el resto de las medidas que se detallan a continuación.
Tamaño de la bicicleta una vez plegada es de 42 x 89 x 76 cms.
Distancia mínima de la tija del sillín hasta el manillar es de 56 cms. y la máxima es de 70 cms.
Distancia mínima desde el sillín hasta el pedal (en su posición más baja) 77 cms. y la máxima es de 104 cms.
Altura sugerida para el ciclista desde 1,48 hasta 1,95 mts.
Peso máximo para el ciclista, 115 kgs.


Cuadro

Lo primero es centrarnos en el diseño del mismo, y para ello Tern patentó la tecnología DoubleTruss, o sea el doble tirante. El cuadro se parte antes de llegar a la parte trasera del mismo en un doble tirante tridimensional, que lo hace mucho más resistente a las fuerzas de torsión que siempre amenazan a un cuadro, y todavía más en el caso de las plegables. También se refuerza la rigidez del conjunto y se mejora la transmisión de la potencia desde el eje de pedalier hasta la rueda trasera.

Imagen

Para la Eclipse X20 se ha creado un cuadro partiendo de aluminio 7005 T6, una de las mejores aleaciones metálicas que hay en el mercado para la fabricación de cuadros de bicicletas. Es el mismo material utilizado en toda la serie Verge de Tern.
Las partes que componen el cuadro se crean por el proceso llamado Hydroforming, que se podría traducir como Hidroformado. Habréis oído hablar de el, pero igual no todo el mundo sabe al 100% cual es este proceso, por lo que lo mejor será explicarlo, aunque sea a grandes rasgos, para evitar extendernos en exceso. Lo hemos explicado en otras reseñas, pero es casi obligatorio repetirlo, nadie está obligado a leer todas las anteriormente publicadas.
En el caso que nos ocupa, se introduce la aleación de aluminio 7005 T6 en una prensa que tiene un molde negativo de la forma que deseamos darle a la pieza, tras lo cual se inyecta un fluido a alta presión que hace que el aluminio adquiera la forma de dicho molde. ¿Qué ventajas tiene este proceso? Pues la primera es la capacidad de darle a dicha aleación una forma más compleja, con cavidades, etc., que sería imposible de conseguir con los métodos estándar. La segunda es que la relación rigidez / peso es mucho más alta que con los métodos tradicionales y a un coste relativamente más bajo que el que resultaría de dar esas formas con los métodos anteriormente citados. Por último, el acabado es mucho mejor, con menos grano y que ayuda sobremanera a los procesos de terminación estéticos como lijado y/o pulido de la pieza.

Imagen
Animación cortesía de wikipedia.org

La soldadura se realiza mediante el proceso TIG, y en el caso de la Eclipse X20 se puede apreciar la calidad de la soldadura viendo los hilos de la misma en las uniones de las piezas. Tern declara que se mejora el proceso normal que conlleva la soldadura TIG añadiendo una segunda pasada, lo cual quiere decir que, después de que el soldador realice la primera unión, soldando las piezas con ese primer hilo, realiza una segunda pasada para mejorar la unión, aumentando la resistencia de la soldadura. Como paso final, se lija a mano los hilos de la soldadura, resultando en ese increíble acabado, donde casi no se aprecia donde están las soldaduras en el cuadro. La perfecta unión de rigidez y belleza.

Imagen

La horquilla Aero está hecha de aluminio 6061, como en toda la gama Eclipse y en las Verge, sus hermanas pequeñas de rueda 20”.

Imagen


Como consecuencia del diseño, del material empleado y de la técnica de soldado empleada, se consigue un cuadro muy ligero y extremadamente robusto. La Eclipse X20 admite un peso máximo de carga de 115 kgs. Los cuadros de Tern se enviaron a diferentes organismos independientes para que se les pasaran test de resistencia y fiabilidad. El estándar europeo EN requiere que un cuadro pase un test con 100.000 ciclos del mismo, y los cuadros de Tern pasaron 150.000 antes de que apagaran las máquinas sin tener ni un solo incidente durante las pruebas.
Tern tiene verdadera obsesión con estos dos puntos, fiabilidad a prueba de bomba y rigidez estructural rocosa. En el caso de los modelos de rueda 24” de la gama Eclipse y en las Node, los objetivos incluso se amplían con respecto a las hermanas pequeñas de rueda 20”, de ahí que el límite del peso máximo suba en 5 kgs.

Imagen

Ahora tenemos que hablar de una parte vital en cada plegable, el cierre. Tern creó dos patentes sobre el OCL Joint, su nuevo cierre. Han subido de posición la bisagra, para reforzarlo en fuerza y rigidez, y tiene un sistema de seguridad compuesto de unos pasadores de plástico (en este punto hay divergencias, pero personalmente veo mucho mejor que si alguien no acciona ese dispositivo de seguridad, forzándolo para abrir el cierre principal, se rompa el pasador de plástico y no pueda dañar el cierre principal como ocurriría con uno metálico. En todas las bicis de Tern que llevan ese mismo sistema de cierre, vienen dos pasadores de seguridad de recambio, uno para el cierre del cuadro y uno para el de la potencia, así como adhesivos advirtiendo que hay que liberar el pasador de seguridad antes de abrir el cierre principal). La forma del cuadro en ambos lados del punto de cierre ayuda a que la bicicleta quede rígida como una piedra en el momento que se despliega, otra patente llamada Interlocking Halves.
En este modelo creo que se empezaron a utilizar los Igus Bearings en sustitución de los primeros NorGlide Bearings, que son los casquillos utilizados en las partes móviles de los cierres, alta tecnología hasta en los últimos rincones… no han dejado nada al azar. Este punto es bastante importante, y el propio Joshua Hon nos daba una explicación un poco más extensa sobre este particular, algo que parece un pequeño detalle pero que tiene gran importancia. En cualquier cierre de una plegable con el cuadro de aluminio, el propio sistema acaba teniendo una fricción de una pieza de acero sobre aluminio, lo que, a la larga, propicia que el metal más duro, el acero, se coma al más débil (en términos de desgaste por fricción), el aluminio.

Imagen

Lo cierto es que no tengo información del motivo del cambio, pero hay que decir que tanto una como otra compañía son punteras en la fabricación de dichos casquillos (vamos, es como si una persona dice que cambia un Mercedes por un BMW, por establecer un símil automovilístico y que todos vamos a entender). Igus es una compañía alemana que está expandida en todo el mundo fabricando productos de altísima calidad. Lo cierto es que nosotros hemos vendido muchísimas Tern y en sólo una bici ha habido que sustituir esos NorGlide bearings, pero fue un caso puntual, bici que hizo miles de kilómetros y cargada a tope. De todas formas, la sustitución lleva unos minutos en cualquier servicio autorizado de Tern y el coste del kit (que no sólo lleva los casquillos, sino el resto de sistema del cierre del cuadro) no llega a los 40 €

Imagen

Y otra patente propia más sobre el sistema de plegado, llamada N-Fold Technology, con la que la rueda delantera gira 180º para que ocupe un poco menos plegadas, sobre 40 mm. Un pequeño detalle, pero que sigue marcando diferencias en este aspecto como en todas las Tern. Una vez plegada, la Eclipse X20 lleva los imanes Magnetix 2.0, que ayudan a mantener la bicicleta plegada.

Imagen


También lleva, como no podía ser de otra manera siendo marca de la casa, el Luggage Socket en la parte delantera, situado en la pipa de dirección, para acoplarle el Kanga Rack, ese portabultos delantero, o bien el Luggage Truss, ese acople compatible con Klick Fix para poner cestas o bolsas disponibles para manillar. La ventaja es evidente, en el manillar, cualquier peso suspendido penaliza la dirección, y en el Luggage Truss ese efecto negativo se elimina. Personalmente, no puedo vivir sin mi Luggage Truss y mi Kanga Rack, y más siendo la Eclipse X20 una de las pocas bicis de Tern que no lleva portabultos. En su momento valoré el ponerle uno, pero tomé la decisión más acertada, tanto por estética como por comodidad, el Kanga Rack es tremendamente versátil, puedo llevar lo que sea, mi bolsa diaria de trabajo con el portátil y demás, o una caja para llevar unas cuantas cosas cuando cargo en el Mercado Central de Valencia.

Imagen

Imagen

Para acabar con el apartado de diseño, construcción y acabado del cuadro, permitidme una mención final a la pintura y acabado final de la misma.
Tern siempre acierta en la estética y combinación de colores, al menos para mi gusto, todavía no han hecho una bici con una combinación que me haya hecho decir que era mejorable. Tampoco soy el fan número uno de las plegables de color negro, y esta es negra hasta las trancas. Pero esa combinación de negro brillo y mate es simplemente espectacular, y desde el principio me cautivó. El acabado, como en todas las Tern, sobresaliente, se acabaron los tiempos en los que ciertas plegables de renombre te venían con un botecito de pintura para los retoques. Ya ha pasado un cierto tiempo desde que vendimos la primera Tern y vemos, por ejemplo, aquellas Link P9 que se vendieron hace ya algún año, y la pintura aguanta de manera sobresaliente el paso del tiempo y el uso continuado.



Potencia, dirección, manillar y tija

La potencia es el otro punto débil de las plegables en cuanto a rigidez se refiere. Permitidme citar las palabras utilizadas por la gente de Tern, porque no se puede explicar mejor: “La potencia es el talón de Aquiles en la mayoría de las plegables, porque es increíblemente difícil que no flexe como un espagueti mojado cuando tratas de subir una montaña” Cuatro tecnologías patentó Tern que ayudaban a eliminar esa sensación, que eran las siguientes.

Imagen

Massive Strength, que es la patente por la cual el codo de unión de la potencia se ha hecho más ancho y las superficies pivotantes se han alejado del eje de la potencia, con lo que Tern asegura que se ha reforzado en un 150% la rigidez del conjunto formado por horquilla, dirección y potencia. La segunda es la Flux Technology, por la cual la base de la potencia ha sido mecanizada para que haya 0 flexión y 0 holgura en la unión de la potencia con la dirección. La tercera es la misma que se utiliza en el cierre del cuadro, Intelocking Halves, con lo que las ambas piezas de la potencia quedan perfectamente unidas tras el cierre debido al diseño de las mismas. Y la última es la denominada Redundant Double Bolts, que se refiere a la existencia de dos tornillos que sujetan la potencia a la horquilla, para asegurar la rigidez del conjunto.
Pero no contentos con esto, y siguiendo en su obsesiva y bendita línea de la mejora constante en sus bicis, se sacan de la manga la evolución de todo lo dicho anteriormente con la Physis 3D. No es raro que esa preciosa pieza no haga más que recoger premios internacionales…
Partiendo de un bloque de aluminio, y con la tecnología de forja 3D, se crea una bellísima pieza en la que se distribuye estratégicamente la cantidad de material y, por supuesto, se eliminan todas las soldaduras. De hecho, y tal y como reseñan en Tern no hay muchas fábricas en el mundo que puedan crear una pieza así. ¿El resultado? Una locura. Si las potencias predecesoras ya marcaban un antes y un después con respecto a cualquier potencia de cualquier bicicleta plegable, creo que con esta aumentan un 40% la rigidez… siguiendo con la obsesión sobre la fiabilidad, declaran que les fue imposible romperla, porque superó en un 400% los límites del estándar de seguridad EN.

Imagen

Realmente, es una de las cosa que más me hace olvidarme que voy en una plegable desde que llevo alguna Tern, y más ahora en la Pirate Ninja. La sensación de rigidez es simplemente pétrea.
La dirección es una Flux Pro, con rodamientos de cartucho de contacto angular, pistas mecanizadas en aluminio y tecnología de doble sellado para asegurar la estanqueidad de la misma ante polvo y agua, los principales enemigos de una dirección y sus rodamientos.

Imagen

Tanto la potencia como la tija del sillín y la abrazadera de la misma están fabricadas por la empresa alemana Syntace, una de las más prestigiosas del mercado en cuanto a estos elementos se refiere. La potencia es la VRO 47, especialmente construida por Syntace para Tern, de 47 mm. de longitud, que permite el ajuste mediante tornillos allen de la posición del manillar, pudiendo ajustarse de -45 hasta 90 grados. Como guinda del pastel, de nuevo la fiabilidad, esta potencia excede los estándares que marca Syntace para las bicis… de descenso!!!

Imagen


El manillar es un Kinetix Pro fabricado en aluminio 7050 y de doble espesor, desarrollado para la potencia Syntace VRO. La guinda del pastel en el puesto de conducción son los puños Ergon GS2 en una combinación de GFK Composite con inserciones de goma, 222 gramos, un lujo para las manos del ciclista, que realmente son cómodos para posturas de conducción relajada, apoyando la palma de las manos sobre sus acoples ergonómicos. A pesar de no ser un fan de los acoples, y aunque no los uso a diario, lo cierto es que también me protegieron en la única caída que he tenido con mi Eclipse.

Imagen

Imagen

Imagen

Como hemos dicho antes, la tija del sillín también es obra de Syntace, y para este elemento, Tern les ha pedido que les fabriquen una versión de la famosa y reconocida P6, que se pasa a llamar Stasis by Syntace. Está realizada en aluminio 7050 ultraligero, y su longitud es de 580 mm, con un acabado anodizado para evitar en la medida de lo posible las feas rayas que aparecen con el uso. Bien es cierto que la tija, después de algo más de un año de subirla y bajarla a destajo, había perdido parte del brillo original, pero no estaba deteriorada ni mucho menos, una limpieza con disolvente para eliminar los restos de lubricante incrustado en ella le devolvió gran parte de su esplendor original. Para culminar esta excelente tija, en el extremo de la misma lleva un fantástico sistema de ajuste denominado ERS, con lo que puedes utilizar el sillín como en una tija sin retorno en la posición delantera o como una tija con retorno en la posición trasera. Lleva un sistema de micro ajuste de ángulo infinito con dos tornillos, y los mismos están posicionados para un acceso fácil con 40º de grado de pivotación.

Imagen

Imagen

El collarín de cierre de la tija sobre el cuadro es otra pieza de Syntace, la OverLock, bonita, ligera y eficiente.
Encima de la tija Stasys encontramos un sillín Kore Road Performance, creado para Tern por la marca, muy elegante en color negro con detalles grises, raíles huecos de Cr-Mo y SL foam en la superficie, un sillín de líneas sport y muy ligero.

Imagen



Transmisión, frenos y ruedas


El grupo de transmisión está compuesto por 20 velocidades. Las bielas son unas FSA Gossamer Compact, con dos platos en 50 y 34 dientes, eje BB386 de aluminio oversize. El cassette de 10 piñones es un SRAM en 11-32 con araña de aleación y la cadena es la fantástica KMC X10L, ligera y perfecta para este conjunto de transmisión.

Imagen

Imagen

Imagen

Con estos datos, la tabla de desarrollos queda de la siguiente manera:

Imagen

De ahí que se haya dicho que es la plegable más rápida del mercado, y no sólo eso, sino además la más versátil. En el catálogo de Tern, solamente la Link P24h tiene el desarrollo algo más corto, con 1,6 metros por vuelta de pedal, pero también es un concepto diferente de bicicleta, y con 24 velocidades. Pero en la otra parte de la curva de desarrollo, en el más largo, supera a la P24h. Es comparable a sus hermanas de la serie Eclipse con 18 velocidades, pero la X20 es más ligera en peso.
El grupo de transmisión está comandado por un desviador para platos SRAM Rival, un cambio para los piñones SRAM Force y los mandos de la misma marca SL-700 para manillar plano. Todos ellos cumplen a la perfección con su cometido, con un accionamiento suave y preciso, no hace falta más para lograrlo.
Las fundas del cable de cambio son las Jagwire LiveWire 8.0, con terminales sellados de aleación con lubricante DuPont L3 y cable de acero inoxidable.

Imagen

Imagen

Para mover la biela FSA la bici viene equipada con unos pedales MKS EZY QR, desmontables, bastante ligeros (370 grs. el par) y perfectos para esta bicicleta. Si se quiere dejar la bicicleta plegada ocupando el mínimo espacio posible, con extraer uno de los pedales cumplimos con esta premisa.

Imagen

Imagen

Imagen

Los frenos son los Kinetix Pro, en formato V-Brake, con zapatas Ashima Aero CNC, toda una obra de arte, con el conjunto delantero situado por detrás de la horquilla. Las manetas son las Avid Speed Dial 7, con regulación de distancia de la maneta, y la tecnología Speed Dial que permite un balance perfecto entre fuerza y modulación. Cables de acero inoxidable y fundas Jagwire LiveWire 7.0 con terminales metálicos sellados completan los frenos de la Eclipse X20. Lo cierto es que, la bicicleta frena en consonancia a su categoría y a la velocidad a la que uno puede ir en ella, vamos, se puede decir que la frenada es perfecta. Tan sólo un pequeñísimo pero en todo este apartado, y es que pecan de ruidosas.

Imagen

Imagen

Este aspecto se repetía en algunas de las Verge que había probado, como la X10, por poner un ejemplo, y en este caso, al ser el propietario de la bici y poder hacer y deshacer, me propuse investigar a fondo y averiguar la causa. Porque, mira que es raro, tener unas ruedas con unas llantas sobresalientes, unos puentes de freno de la misma categoría y unas zapatas impresionantes y que, sobre todo en la rueda delantera, hicieran algo de ruido.
En la Verge X10 me daba la impresión que pudiera ser causado por el tamaño de la banda de frenado y de las zapatas, pero en la Eclipse esta parte era más ancha. Pero había otra cosa que en la que recaía la mayor parte de mis sospechas, y es el diseño de la zapata en si, es decir, la parte del compuesto y no el soporte en si. En Ashima se hicieron esas zapatas con un pico que sobresale del soporte de la zapata, cuya función es “limpiar” la llanta antes de que llegue la zona de la zapata que realmente frena contra la banda de la llanta. Para el agua, para el barro, puede ser realmente útil, pero no se lleva muy bien con las llantas Kinetix, causando ese ruido. Y como era mi bicicleta, no me costó mucho probar mi teoría, y le corté ese pico a las zapatas, y el ruido desapareció.

Imagen


Las ruedas son unas Kinetix Pro únicas en su clase… las primeras hechas para rueda 24” con estas especificacione
El buje delantero es un American Classic, 58 gramos de peso y con rodamientos sellados de cartucho hechos en acero inoxidable. El trasero es de la misma marca, mismos rodamientos y preparado para 10 velocidades, con un peso de 205 gramos.. Los radios son muy especiales, unos Sapim CX-Wing Bladed, forjados a medida para las especificaciones de Tern, con la superficie plana. Las llantas son Kinetix Pro, hechas de una aleación de Niobium, mineral que se emplea en super aleaciones usadas en la construcción de turbinas de gas y componentes de motores a reacción. Tienen un acabado negro mate anodizado con los gráficos grabados a láser.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

La rueda delantera tiene 14 radios y la trasera 16, y aúnan a la perfección ligereza y robustez… puedo dar fe de ello, no soy una persona pequeña y siempre llevo en mi Kanga Rack unos cuantos kilos adicionales a diario y no han dado ni la más ligera prueba de fatiga.
La guinda del pastel en cuanto al conjunto de ruedas se refiere, la ponen unas cubiertas Schwalbe Kojak en tamaño ETRTO 40-507 (24 x 1.50 pulgadas), en su formato plegable, con protección antipinchazos RaceGuard y un peso de 350 gramos por cubierta. Las cámaras son las SV9 de la misma marca, con un peso de 165 gramos por unidad.

Imagen



Complementos

La Eclipse X20 es una máquina con una concepción puramente sport, por lo que no lleva más que lo imprescindible para volar sobre el asfalto. No hay guardabarros, portabultos o pata de apoyo, tan sólo viene con una útil Biologic Tail Light, conjunto trasero compuesto por un generoso catadióptrico y un potente led, que se ancla a los raíles del sillín Kore, para permitir la bajada de la tija de tillín hasta la posición más baja sin que la luz moleste en esa operación.

Imagen




Prueba en ciudad y en carretera, sensaciones y opinión sobre la Eclipse X20

Imagen

Como siempre digo cuando llegamos a este apartado de las pruebas a fondo bicicleteriles, ya está bien de datos… pero siempre también me dejo alguno para esta parte final, porque es inseparable de la parrafada sobre las sensaciones, lo que percibes cuando te subes a la bici.
En esta ocasión no me voy a extender, y sólo voy a decir que la distancia entre ejes de esta bestia negra es de 1040 milímetros. Y ahora muchos os preguntaréis… ¿Me lo explica?  Pues es muy sencillo, y para explicarlo, que mejor que comparar datos. Son dos centímetros más de la medida que nos da una Verge de rueda 20” (bueno, quizás, y antes de poder comprobarlo, de cualquiera de la serie a excepción de la nueva X27h, que según dicen las malas lenguas, es algo superior a sus hermanas de gama). Son dos centímetros menos que una mountain bike de rueda 26” y cuatro centímetros menos que una bicicleta de carretera. ¿Qué nos dicen estos datos? Bueno, para resumirlo en pocas palabras, un excelente equilibrio entre estabilidad y maniobrabilidad.
Debido al tiempo que ha pasado entre que cayó la Pirate Ninja en mis manos y poder escribir esta prueba, he tenido tiempo de probarla más que a fondo. Pero todavía conservo muy fresco en la memoria el primer momento, cuando me subí en ella e hice mis primeros kilómetros. Para establecer comparaciones, en aquel momento llevaba a diario un engendro urbano que me había construido a partir de un cuadro de carbono de montaña en rueda 26”, un precioso AlpineStars al que le puse un grupo LX de trekking en 27 velocidades y un juego de ruedas muy ligero (unas Savage si no recuerdo mal), con unas Kojak en 1,35 de ancho.
La primera sensación fue preguntarme a mi mismo… ¿Voy en una plegable?. La rigidez del conjunto era inigualable, imposible de distinguir con mi anterior referencia. La ligereza era tremenda, y la velocidad que alcanzaba, impresionante, e incluso la manejabilidad era netamente superior. Por ciudad, la Eclipse X20 se muestra rápida y ágil, callejear y tratar de seguir los a veces imposibles trazados del carril bici de Valencia (seguramente diseñados por alguien que no se ha subido en su vida a una bicicleta desde que hizo la primera comunión) era una misión fácil, como antes lo había hecho en las bicis que me han acompañado a diario a trabajar. Con una diferencia, que la X20 inmediatamente te pide más, y en un abrir y cerrar de ojos el Cateye te dice que estás yendo casi a 30 kms/h. Demasiado para ir por el carril bici, si no quieres llevarte por delante a alguno de los doce peatones despistados que van por el carril bici teniendo una acera para ellos de cómo mínimo cuatro metros de ancho. Ahí es donde entran en juego los soberbios frenos de la Eclipse, que detienen la bicicleta en un suspiro.
Lo cierto es que, cuando no corres el riesgo de que te chafen, la bici y el ciclista agradecen de gran manera pasar al asfalto y darle a los pedales para ponerte velocidades de vértigo.
Si hablamos de cómo funciona la bici en marcha, podemos empezar por el grupo, del cual se exprimen las 20 velocidades sin problema alguno, el accionamiento es suave y preciso, que es lo que se puede esperar de esos componentes de gama alta. Tanto cambio, como desviador y mandos son de lo mejorcito que fabrica SRAM para sus grupos de manillar plano en la modalidad de carretera. Como he reseñado con anterioridad, los frenos Kinetix Pro están al nivel que se les exige, con una potencia de frenada máxima y una impecable modulación de la misma, pudiendo dosificar a placer sin necesidad de tener que emplear todos los dedos de la mano para detener la bicicleta gracias a esas manetas Avid, lo mejor que fabrica la marca para utilizar con este tipo de frenos.
La postura en la bici, gracias a la potencia regulable Syntace, puede adaptarse a cualquier altura y necesidad ergonómica, pudiendo adaptarse una postura relajada y cómoda o algo más sport. Los Ergon ayudan a exprimir el potencial de la bicicleta en cualquiera de estas posiciones, pudiendo adaptarse a nuestro antojo como la potencia. El sillín Kore, a pesar de ser de diseño netamente sport, no te machaca, aunque si bien es cierto que cuando funciona a la maravilla es en combinación con un buen culotte.
Una vez hecha esa primera toma de contacto tocó meterla en el coche, el plegado, marca de la casa, una vez pliegas una Tern tres veces, a la cuarta no te cuesta más de diez segundos, y el espacio que ocupa, diez centímetros más que una Tern de rueda 20”. Los dartos no engañan. La Eclipse X20 mide plegada 42 x 89 x 76 cms.y una Verge S11i de rueda 20” hace 42 x 79 x 72 cms. por lo tanto, cero problemas de espacio para meterla en el maletero del coche.
La prueba en ciudad la pasó con sobresaliente, Al día siguiente, ya en casa, y antes de irme al circuito habitual combinado de llano y montaña, decidí irme a por el pan en ella… son unos 10 kilómetros en asfalto. Nada más salir de casa, cuando voy a coger el camino que me lleva al horno, asfalto, buenas condiciones, básicamente llano, veo que hay dos ciclistas en bicicleta de montaña, yo voy a mi ritmo y no lo bajo, mientras que ellos estaban más parados. Inevitablemente, se pican, y yo ni miro hacia atrás, sigo a ese ritmo rondando los 30 kms/h, con una cadencia cómoda, puesto que sólo iba a por el pan y me estaba reservando para la paliza posterior. Tardaron más de 5 kilómetros en pillarme, y también debido a que me acercaba a otro núcleo de población y tampoco quería ir lanzado por las calles por simple prudencia… entonces llegaron tirando el hígado y con una cara de preguntarse que narices lleva este tio. Se pararon a preguntar y todo, fue realmente divertido.
Tras la misión horno, di buena cuenta de ese estupendo pan recién hecho y con tranquilidad me fui a hacer ese circuito largo con terreno variado para ver como se portaba la X20 en ese recorrido donde tanto me he divertido con otros bichos de dos ruedas.
Llaneaba sin mayores esfuerzos rondando los 30 kms/h, como casi siempre, y a la hora de subir, entonces si que le sacas partido a los Ergon para obtener un mejor apoyo y aprovechar hasta el último gramo de empuje. La ligereza de la bici, con esos poco más de 10 kilos, la rueda de 24” y el excelente desarrollo son una combinación perfecta para la subida, y en los tramos más exigentes, como un par de rampas cortas pero de inclinaciones claramente superiores al 10 y 12 %, se comportaba impecablemente, porque en esas rampas he sufrido episodios de encabritamiento de rueda delantera con algunas bicis, no así con la Eclipse. Fabuloso.
Las bajadas son punto y aparte. Donde la Verge X10 acababa rebotando la cubierta delantera sobre el asfalto al no poder soportar la frenada, la rueda 24” de la X20 absorbía a la perfección la frenada, las curvas rápidas y cerradas de bajada las enlazaba de manera sobresaliente. En los tramos largos de bajada, la velocidad que alcanzaba superaba de largo los 50 kms/h, llegando en un momento a ver los 62 kms/h en el ciclocomputador Cateye. Tras la adrenalina, de nuevo un llaneo para llegar a casa de nuevo, para acabar más que satisfecho de mi nueva adquisición. Una auténtica maravilla, sin lugar a dudas, una de las mejores bicicletas que he probado jamás.



Conclusión

Imagen

Por suerte, he podido probar muchísimas bicicletas plegables, es una de las ventajas de dedicarse profesionalmente a este mundo. Y hoy en día, personalmente no creo que haya una plegable que reúna las características de la Pirate Ninja… en el plano estético, es arrebatadoramente bella, puede ser elegante o muy deportiva. La combinación del negro mate y brillo en el cuadro es increíble, sus líneas son puras, y las ruedas Kinetix Pro son el remate perfecto. Es una bicicleta que atrae todas las miradas, y que sorprende tanto a los bicicleteros más especialistas como a personas que no entienden de nuestro querido universo de las dos ruedas.
Pero lo mejor de esta plegable llega cuando te subes encima de ella. Nunca tengo la sensación de ir en una bici que se pliega hasta que paro y tengo que hacerlo para entrar en algún sitio o meterla en el coche. Mientras uno pedalea, tiene toda la sensación que va en un bicho muy ligero, muy rápido, que responde en todo momento como una bicicleta convencional, algo que desde luego se ve reforzado por la rigidez del conjunto. El resto de sensaciones, ir muy rápido sobre el asfalto, frenar, moverse en curva y girar, pedalear, cambiar de velocidad… son sencillamente insuperables si las comparamos con cualquier otra bicicleta plegable.
En mi caso, fue amor a primera vista, cuando vi las primeras fotos, allá por agosto del año 2012, lo tuve muy claro, tenía que ser mi próxima bicicleta, y ya me puse en la lista de pedidos.
Joshua Hon, el alma mater de Tern, siempre ha sido un ferviente defensor de la plegable de rueda 24”, y después de ir una temporada encima de esta Eclipse X20, no puedo estar más de acuerdo con el. La diferencia con una plegable de rueda 20” son 10 centímetros de longitud, pero una vez estamos pedaleando encima de una de ellas, esa diferencia es tremenda en positivo, estabilidad, direccionabilidad y manejo en general son superlativos en comparación con sus hermanas menores. Es cierto que a veces, necesitamos una plegable por cuestiones de espacio, pero si se pueden disponer de esos 10 centímetros extra una vez plegada, merece muchísimo la pena decantarse por una rueda de 24 pulgadas. En mi caso, venía de llevar una bici de rueda 26”, y no noto la diferencia cuando voy encima de la Eclipse, pero si alguna vez me vuelvo a subir en una de rueda 20”, entonces si que me acuerdo de mi querida X20.
Tras este tiempo, he tenido la ocasión de probar otras dos plegables de rueda 24” del catálogo de Tern, una Node D8 y una Eclipse P18, otras dos opciones en este tamaño de diferente precio. Y desde luego, me uno a la ferviente defensa de Joshua Hon a esta clase de plegables, si tienes esos 10 cms. extra una vez plegada, no dudes en unirte a nuestra “secta”, es evidente que la Eclipse X20 es una de las mejores bicicletas de Tern y te va a dejar un buen sabor de boca, pero la sensación general, el “feeling” que se siente en la sencilla Node D8 tiene mucho que ver con el de la X20. Ojo, la experiencia me dice que es muy sencillo conseguir nuevos adeptos, porque quienes la prueban, acaban muy sorprendidos de la grata experiencia. El primer comentario siempre es:”Vaya diferencia con las de rueda de 20 pulgadas…”
"esta es tu casa mientras no pongas los pies encima de la mesa ni te comas los chorizos"
dicho popular, cortesía de Ego Ruderico
Web actualizada http://www.orangebikes.net plegables y mucho más... y también en facebook e instagram: orangebikesvlc

Volver a Analizando bicicletas y complementos

cron